jueves, 10 de octubre de 2013

Fútbol Solo Fútbol

http://elnacional.com.do/futbol-solo-futbol-197/

La reina Isabel I prohibió la práctica del fútbol en Inglaterra.

Jorge Rolando Bauger
jbauger@hotmail.com

Célebres críticos

Nuestro querido fútbol, desde siempre ha tenido críticos tan notables como célebres

Dentro de 246 días, el mundo entero vibrará con el inicio de la edición número XX de la Copa Mundial de Fútbol.Los medios de comunicación del mundo entero reseñarán todo lo que ocurrirá en ese multitudinario evento y, una teleaudiencia extraordinaria estará pendiente de ese acontecer demostrando – una vez más – que el fútbol es el deporte más popular del mundo.


Esta realidad irrebatible no impide que nuestro deporte tenga y haya tenido importantes personalidades e intelectuales que le adversen o le hayan adversado y criticado.

Por considerar que, conocer las opiniones, pareceres y razones de los que argumentan – o han argumentado – en contra del fútbol es enriquecedor, compartiremos con ustedes algunos de esos conceptos producidos por un asombroso y diverso abanico de pensadores y personalidades.

Iniciamos remontándonos a más de 440 años atrás para recordar que la Reina Isabel I, conocida como la Reina Buena ó la Reina Virgen (1533-1603) en el año 1572 prohibió su práctica por interpretar que se trataba de una especia de guerra sangrienta más que de un pasatiempo o juego amistoso, además exhortaba a los jóvenes a practicar deporte más dignos y apropiados para los caballeros ingleses como la esgrima y el arco y flecha los que, además de tener estilo, servían para defender la patria.

De igual manera, en esa misma época, la poderosa iglesia Anglicana publicó una oración que rezaba: “ El fútbol Señor, no es un juego, sino un medio para batirse, es una práctica sangrienta y brutal. Por lo tanto Señor, aleja ese juego de nosotros”.

Por otra parte, en el país que vio nacer las reglas del Fútbol, el célebre poeta británico nacido en la India, Rudyard Kipling (1865-1936) ganador del premio Nobel de Literatura en el año 1907 ironizó contra el fútbol señalando que: “Las almas pequeñas que pueden ser saciadas por los embarrados idiotas que juegan…”
Como vemos, nuestro querido fútbol, desde siempre ha tenido críticos tan notables como célebres más sin embargo, gracias a su gracia sin igual a sobrevivido y trascendido.

El genial escritor argentino Jorge Luis Borges, admirador y defensor de nuestro Pedro Henríquez Ureña, fue un feroz y declarado enemigo del fútbol. Borges decía que el fútbol es popular porque la estupidez es popular. Además de ello, aseguraba que uno de los mayores crímenes de la humanidad cometido por los ingleses ha sido legarnos el fútbol…

Otro critico del fútbol, en este caso simpático e irónico, fue Julius Henry Mark. Este americano conocido artísticamente como Groucho Mark, ganador de un Oscar honorifico en el año 1974, aseguraba con fina sátira, que el fútbol era muy educativo, esto porque cada vez que en su casa alguien lo miraba en la televisión, él se iba a su rincón preferido a leer un libro.

El joven poeta, escritor y crítico colombiano Campo Ricardo Burgos López argumenta que el fútbol hace que los seres humanos retrocedamos al tribalismo más paleolítico además de contribuir a que la gente pierda la perspectiva de la realidad. El fútbol, según Burgos López, es una obra de teatro que se vende como si no lo fuera…

El escritor español Manuel Vásquez Montalbán, creador del famoso detective Pepe Carvalho, consideraba que en España, el FC. Barcelona era una especie de ejército simbólico desarmado del nacionalismo catalán en tanto que el Real Madrid era un representante del Estado Español.

Para finalizar con esta amplia y variada recopilación de los argumentos que han esgrimido quienes han adversado y adversan al fenómeno fútbol, recurrimos al concepto de un anónimo dominicano que, valientemente sostiene lo siguiente : “Para conquistar el corazón de los idiotas, sólo se necesita un balón de fútbol pero, para llegar al corazón de la gente noble, necesitas mil razones…”

Convivir civilizadamente en la diversidad es un reto que debemos de asumir con enorme entereza y determinación.


No hay comentarios: